Image module
Solo: 3.999,00€

Pack Presume de pe-la-zo

XL

  • Estudio y diseño pre-trasplante.
  • Sin límite de unidades foliculares.
  • Anestesia y sedación.
  • Bioestimulación plaquetaria intra-trasplante.
  • 7 sesiones de PRP.
  • 1 sesión de Dr. CYJ  Hair Filler
  • Test genético TrichoTest
  • Revisiones mensuales durante el primer año.
  • Consulta telefónica durante el primer año.
  • 3 champús post-trasplante capilar Livet®.

¿Necesitas más información?

Solicita tu Pack
Ver preguntas frecuentes
Llámanos y te informamos

Solicita tu Pack




Sexo
HombreMujer

¿Cómo quieres que te contactemos?
TeléfonoEmail

¿Necesitas financiación?
SiNo

¿Cual es tu ubicación?
MadridResto de EspañaFuera de España

¿En qué pack "Presume de pe-la-zo" estás interesado?
SMLXL

¿En qué fase te encuentras?
NormalInicial2º estadioFinal

Si no estás seguro del tipo de alopecia que tienes, puedes adjuntarnos una imagen (formato permitido: .jpg)

He leído y acepto la Política de privacidad


Nuestros expertos resuelven
tus dudas

El trasplante de pelo está indicado tanto en hombres como en mujeres con alopecia y que conserve una zona dadora suficiente para cubrir el área calva o zona receptora, de acuerdo con sus expectativas. El trasplante se emplea no sólo en casos de calvicie común, sino también en alopecias por quemaduras, correcciones estéticas, traumatismos, radioterapia y no sólo en el cuero cabelludo, también se utiliza para repoblar las cejas, el bigote o la barba.

La zona dadora, que es la zona de la nuca de donde vamos a extraer las unidades foliculares, es necesario rasurarla. En caso de tener el pelo largo, se puede hacer por “capas “o efecto “cortinilla”, de esta manera hacemos que sea totalmente indetectable. Por otro lado, la zona receptora, no haría falta rasurarla, aunque si se pudiera hacer serviría de ayuda para el equipo médico, para poder trabajar con más agilidad.

También existen casos que, por cuestión laboral o social, no se pueden permitir un cambio tan radical de su imagen, incluso porque en muchas ocasiones, ni tan siquiera quieren que la gente de su alrededor sepa que se han realizado un trasplante de pelo.

Existen 3 formas de afrontar el rasurado de la zona dadora:

  • Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo. Es el rasurado de elección.

  • Rasurado parcial: se rasura sólo la zona donante, dejando la zona anterior y superior con el mismo aspecto. Esto permite igualar el corte de pelo transcurridos unos días, con lo que el cambio de imagen no es tan radical como en el primer caso.

  • Capas o cortinillas: se rasuran fragmentos de la zona donante, con lo que el pelo largo cae por encima de dichas zonas y lo disimula totalmente. De elección en mujeres.

No hay un límite de edad siempre y cuando el paciente tenga una buena salud y una buena zona donante tanto en densidad como en calidad del pelo. Desde personas jóvenes que no desean que su calvicie sea detectada por su entorno, como personas de edad avanzada que quieren dejar de ser calvos aprovechando los avances de la técnica.

El microtrasplante folicular permite crear trasplantes de pelo indetectables, evitando el efecto de “pelo de muñeca”, que ocurría antiguamente y ha pasado a ser historia con las nuevas técnicas. Para ello contamos con el mejor equipo médico, facilitando así el mejor resultado del trasplante capilar con técnica FUE, una de la más avanzada actualmente

Podemos definir el trasplante de pelo con la técnica FUE como la técnica de micro injerto capilar para una redistribución sistemática de los folículos pilosos que consiste en la introducción de pequeños injertos de cuero cabelludo con las llamadas “unidades foliculares” (grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural). Podemos resumirlo en folículo por folículo.

Estos injertos se obtienen con anestesia local de la zona posterior y/o lateral del cuero cabelludo (lo que llamamos zonas donantes) y, tras prepararlos minuciosamente bajo el microscopio, son introducidos cuidadosamente mediante micro incisiones en las zonas calvas o alopécicas, de escaso pelo, que evolucionarían hacia la calvicie (o sea, las zonas receptoras).

A día se hoy, las sesiones que se realizan son de un número muy elevado de unidades foliculares, pero esto no quita que, en algunos casos, si nuestra alopecia sigue avanzando, deberemos hacer otro trasplante capilar, ya que el pelo trasplantado no se cae, pero el que no lo es, puede caerse de manera completa.

El pelo trasplantado no está predispuesto genéticamente a perderse. Se ha demostrado, que la calvicie es debida a que los pelos predispuestos que tienden a caerse tienen un receptor para una enzima, la 5-alfa-reductasa, que posibilita la transformación de la testosterona en 5-alfa-dihidrotestosterona, responsable final de la caída del cabello. El pelo de la nuca, de donde se saca para el trasplante, no tiene receptor para esta enzima no se caerá al ser trasplantado.

Tanto para la extracción como para la implantación de los folículos se realizan unas microincisiones en la piel. Para ello se infiltra anestesia local en el cuero cabelludo. Durante la infiltración se pueden notar unos mínimos pinchazos acompañados de ligero escozor en la zona. Una vez hecha la infiltración el trasplante NO es doloroso. Las primeras horas post-trasplante puede notar la zona tratada ligeramente acorchada, el dolor es rarísimo y escaso de existir. No obstante, usted recibirá prescrita una medicación analgésica por si la precisase.

El número de unidades foliculares que vamos a trasplantar va a depender de la extensión de la zona dadora, y de la densidad de esta, ya que las unidades foliculares pueden ser de 1,2,3, 4 o hasta 5 pelos. Cuantos más pelos tengan nuestras unidades foliculares, más poblado va a quedar la zona calva o zona receptora.

A las 3 semanas el pelo trasplantado se cae, proceso natural del injerto capilar. A los 3 meses ya nace el pelo trasplantado definitivo, que va a quedarse ahí de por vida. El pelo inicial nace más fino y más claro que el del resto de la cabeza, periodo que oscila entre los 6 y 8 meses, crece y se vuelve largo y pigmentado. La utilización de Lacovín tópico pre y post trasplante acelera el periodo de crecimiento de pelo trasplantado.

El presupuesto será personalizado y adaptado a cada caso, ya que dependerá del área que repoblemos.

A las 3 semanas el pelo trasplantado se cae, proceso natural del injerto capilar. A los 3 meses ya nace el pelo trasplantado definitivo, que va a quedarse ahí de por vida. El pelo inicial nace más fino y más claro que el del resto de la cabeza, periodo que oscila entre los 6 y 8 meses, crece y se vuelve largo y pigmentado. La utilización de Lacovín tópico pre y post trasplante acelera el periodo de crecimiento de pelo trasplantado.

En cuanto a resultados óptimos, si están en manos especialistas, no hay diferencias de resultados. Pueden ser igualmente extraordinarios. Sin embargo, como hemos indicado más arriba, la principal ventaja de la técnica FUE respecto al FUSS es que no deja cicatrices visibles a simple vista. Por otro lado, al no extraer tiras, la zona donante mantiene la densidad. El proceso en general tiene un postoperatorio más corto e invasivo.

Las «costras» se desprenderán entre 5-7 días después del trasplante. Para ello vamos a necesitar hacer excelente lavado de la zona para que desaparezcan en la mayor brevedad posible.

El efluvio puede ocurrir en algunos casos, y se manifiesta con pérdida de cabello, es decir, se puede perder parte del pelo que conservabas en la zona trasplantada, si ocurre tomaremos las medidas para evitarlo. Si a pesar de ello se produjese la caída de pelo, este se recuperará totalmente en 4-6 meses.

Hay una serie de recomendaciones que debes seguir después de la cirugía para conseguir un resultado excelente. Algunos de los cuidados más importantes son:

  • Aplica frío en la frente como medida preventiva para evitar la inflamación.
  • Duerme boca arriba y con la cabeza ligeramente elevada los primeros días. Evita los roces con la zona injertada.
  • Inicia los lavados en la zona donante al día siguiente. Aplica rosa de mosqueta en la zona dadora para una cicatrización más rápida.
  • Debes evitar la exposición directa a la luz solar durante 2 mes.
  • No sumergir la cabeza en agua de mar o de piscina durante 3 semanas o 1 mes.

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas es una técnica novedosa que permite aislar y utilizar los factores de crecimiento presentes en la sangre del propio paciente para potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos. Su aplicación a nivel capilar estimula la formación de colágeno elastina y ácido hialurónico aumentando además la vascularización a nivel del folículo piloso por lo que está indicada para frenar la caída del cabello y potenciar la regeneración en pacientes con pérdida moderada de pelo.

Se considera que el índice de supervivencia de los injertos trasplantados con el consiguiente éxito del trasplante de pelo es superior al 95% en las alopecias androgénicas, mientras que en las cicatriciales puede ser inferior al tratarse de zonas con alteraciones estructurales y compromiso vascular, pero la mejoría en estos casos sigue siendo muy evidente y agradecida por el paciente. Por supuesto, un equipo altamente cualificado y con experiencia, así como la correcta selección de candidatos son claves para el éxito de un trasplante de pelo.